Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (93)
Azotes (23)
Confesiones (55)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (444)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (170)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (162)
Fetichismo (158)
Flechazos (32)
Gays (302)
Heterosexual (920)
Incestos (384)
Infidelidad (302)
Intercambios (193)
Jovencitos (61)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (78)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (65)
Sadomasoquismo (192)
Sexo anal (26)
Sexo oral (9)
Transexuales (177)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Videos porno
Movies information
Que fotos
Peliculas
Sexo gratis
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: No consentido
Valor de este relato: 3.11
Enviado por: pololon


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

El Encule a la Profesora


Un alumno se venga de su profesora con la ayuda de su marido.

Mi esposa es profesora de un colegio secundario en Argentina. Ella tiene 30 años, y esta realmente muy buena. Es de baja estatura, mide 1,58m, pesa 48 kgs., tiene cara bonita, tez blanca, cabello negro, buen culo y unas tetas fantásticas. Ella siempre viste formal y es sumamente recatada.

Nuestra vida sexual es buena y la deseo todo el tiempo. Me gusta comenzar a chuparle esas bonitas tetas y luego de calentarla bien me gusta ponerla en cuatro patas y cojerla de esa manera. Me gusta como chupa la verga, aunque su boca es bastante pequeña me hace disfrutar mucho. El único problema de tipo sexual que tengo con ella es que la deseo encular con todas mis ganas pero ella se niega continuamente. A partir de allí, me ha surgido un deseo irrefrenable de que alguien la encule y le rompa el culo no se si como reprimenda o por fantasía. Ahora que les he contado un poco como es ella y nuestra relación les paso a contar mi relato.

En una de las ultimas clases que tenia que dar el año pasado tuvo un altercado con un alumno del ultimo año. En realidad no fue un altercado sino que ella lo reprendió porque su comportamiento era inadecuado y no atendía en clases. Ella había ido a reprenderlo hasta el banco en donde se sentaba el muchacho y cuando ella comenzó a retornar al frente, el dijo en vos baja, "esta de acá es la que te hace falta a vos", ella escucho el comentario pero se hizo la que no porque sino se armaba una grande. Ella luego me lo contó y la verdad que la historia me dejó re-caliente. Estuve un tiempo con esa frase dando vueltas en mi mente y me tenía muy inquieto. Un di caminando por la calle, ella me dice:


Ese que va allá es el que me dijo lo que te conté el otro día.


El chico tenía unos 17 o 18 años, era más bien alto, rubio, y bastante bien presentable, pero con una gran cara de degenerado.

Como la idea me seguía dando vueltas y vueltas, decidí tener un encuentro no esperado con el joven. Simplemente averigüé que iba a un lugar de juegos todas las tardes y entonces decidí ir a verlo.

Cuando llegué al lugar inmediatamente lo identifiqué. Me acerqué a el y me presenté e inmediatamente le dije que era el esposo de Alejandra, la profesora que lo había regañado. Le dije sobre lo que había sucedido y el chico se inquietó muchísimo.


Yo ... lo .. lamento ... no quise ...

No digas nada – le manifesté- Solo quiero que hablemos un momento.


Que quieres de mi – me dijo –


Solo quiero hablar de Alejandra-


Mire, no fue mi intención, solo fue un momento de enojo ...


Yo te entiendo – le dije – pero tu le dijiste "esta de acá es la que te hace falta a vos".


Si es que ...


- No me expliques nada, solo quiero que me respondas que es lo que crees que le hace falta!


Bueno ...- murmuró – no se ...


Basta, no te hagas el tímido ahora!!


Bueno, Ud. ya sabe ...- y se señalaba el pene-


Y ella te gusta ?


Demoró un poco en responder pero finalmente me dijo:


No se a que quiere llegar pero ella esta muy buena, sin dudas ...

Y te gustaría cojertela!!

No, yo no dije ...

Vamos, dime lo que piensas y sientes!

Ok, si lo que quiere es que le diga que le daría una buena cojida y le chuparía bien esas tetas, pues se lo digo, ella está bárbara.

Y de esa manera también te vengarías!

Así es!

Yo te propongo hacerlo – le dije-

Como?!!!- me dijo-

Lo que has oído, tengo la fantasía de que la encule otro delante de mí y le quite la virginidad de su culo pues a mi no me lo ha permitido nunca.


El joven sonrió con una amplia sonrisa.


- Pero como le hacemos! – me dijo-

De la siguiente manera, iras el domingo a la tarde a mi casa, yo le dará un sedante y ella dormirá placenteramente y no sentirá nada.

Ok, así será –

Bien, el domingo a las 15 hs. Entonces

Ok


Y así es que pude armar todo, mezclé un sedante en una gaseosa y ella lo tomó sin sentir absolutamente nada. Al rato el sueño la dominó. A las 15hs. Exactamente, el muchacho estaba en la puerta con una sonrisa de oreja a oreja. Estaba a punto de dársele lo que el tanto deseaba y a la vez me permitía ver cumplida mi fantasía.


Alejandra estaba sobre la cama boca abajo. Procedí a desnudarla lentamente y la dejé en la misma posición en que se había dormido.


Uy, que tetasas, madre mía- dijo el muchacho- Nunca hubiera imaginado lo lindas que están


E inmediatamente se lanzo por sus tetas. La dio media vuelta y se las comenzó a manosear y a chupar desesperadamente.


Muy bien, ahora llegó la hora – le dije –

Espera un poco que le quiero seguir chupando estas tetas tan deseadas por toda la escuela.

Bueno, pero ya debes darle vuelta , no quiero que te vengas y no la encules –


La dio vuelta, la colocó de nuevo boca a bajo y procedió a sacarse la ropa dejando al descubierto un gran miembro. Yo solo sonreí al verle ese pedazo y le comencé a poner vaselina a Alejandra. Cuando terminé le dije:


Bien, todo tuyo !!!


El muchacho con la desesperación y la oportunidad que se le estaba dando, no dudó mucho y si bien al principio no le entraba, luego se la metió casi entera de un solo tirón.

Alejandra comenzaba a sufrir y mucho, se le notaba en la cara, pero no despertaba. El chico le daba duro cada vez más hasta que finalmente terminó en su culo llenándoselo de semen.


Finalmente le pedí que se vistiera, y así lo hizo.


A esto hay que repetirlo – me dijo –

No amigo, esto solo se da una sola vez en la vida.


Y así se fue luego de insistir un poco.


Lo que sucedió después será motivo de otro relato.


Claudio



Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.