Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (53)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (444)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (170)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (162)
Fetichismo (157)
Flechazos (32)
Gays (301)
Heterosexual (919)
Incestos (383)
Infidelidad (301)
Intercambios (193)
Jovencitos (61)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (78)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (65)
Sadomasoquismo (191)
Sexo anal (26)
Sexo oral (9)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Videos porno
Movies information
Que fotos
Peliculas
Sexo gratis
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Dominacion
Valor de este relato: 3.40
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Ya estaba Amaneciendo
Ya estaba amaneciendo cuando llegamos al puerto de Veracruz, el calor era mortal y ya estaba super excitada por la noche que tuve con el gordo, al bajar del autobús, me abordo otra vez el chofer.
no tuvo ningún problema durante el viaje señorita.
¡no, ninguno¡
Tomé un taxi al hotel, me registre, cuando me llevaban a mi cuarto el botones, el elevador se paro en el segundo piso, entraron unos chavos como de 16 o 15 años y un señor, que me imagine que era el papa de alguno de ellos dos, el señor se me quedo viendo a las tetas.
Ya en el cuarto, descanse pues el viaje fue largo, ya como el medio día decidí bajar al restaurante del hotel, me puse una mini faldita beige muy rabona y una blusita blanca de tirantes, no me puse nada de brassier. Al llegar al restaurante ahí estaban los dos chavos con su familia, pase por su mesa, sentía la mirada del papa y de los dos.
Era buffet el servicio del restaurante, lo que aproveche para excitarlos a los tres, me paraba a servirme, pasaba por su mesa, me sentía como toda una loca, pues sentía las miradas del papá y de los hijos. Sin darme cuenta en otra mesa también estaba alborotados unos gringos, los cuales me invitaron unos tequilas..
Me levante al baño, uno de los gringos me seguio, se me acerco.
acompaños al bar del hotel, por favor.
Ok.
Eran tres gringos uno de ellos ya tendría como 56 años, los otros dos como 38 años, fuimos al bar del hotel, el gringo James de 56 años se puso a lado mío, los otros dos Michel y Jacob enfrente, eran simpáticos, pues trataban de hablar el español, pero no podían pronunciar bien, James empezó a tocarme la pierna, lo deje, pues de eso pedía mi limosna, cada rato me tenia que levantar de la mesa para bajarme la falda pues se me subía mucho y cada vez que me levantaba ellos gritaban. La verdad es que me sentía como toda una puta en el hotel.
James no dejaba de sobarme la pierna, lo que me excito bastante, ellos platicaban y me chuleaban. Estaba un poco nerviosa, pues los tres tenían intenciones de hacerme algo, era lógico sentada con ellos y bebiendo, sabia que tarde o temprano tendría lo que buscaba acostarme con uno de ellos. Las cosas se empezaron a poner mas y mas calientes, cuando me levante al baño Jacob me levanto la falda, al regresar Michel me sentó en sus piernas, me dio dos bombazos, con lo cual sentí su verga al máximo.
El gerente del hotel se acerco a la mesa, para proponernos un lugar más privado, por respetos a los demás huéspedes.
Nos acondicionaron un privado, era un salón pequeño, con una mesa y dos sillones, Jacob le pidió al gerente que acondicionara música en el salón, James me dijo en español.
báilanos por nosotros, bitch.
Excitadísima obedecí subiéndome a la mesa, era lo menos que podía imaginar que les estuviera bailando a tres gringos, empecé a moverme a levantarme la falda, a jugar con mis tetas, me estaba divirtiendo, ellos me daban de nalgadas, las risas y los comentarios entre ellos no se hicieron esperar, como si estuvieran planeando quien sería el primero en darme. Los tequilas me empezaron a ser efecto, me senté con James, me abrazo y me sacudió mis tetas. Michel se paro a bailar se empezó a quitar la playera y se bajo el pantalón quedando en Boxer, se le podía ver que estaba a mil, se acerco a mi hizo a un lado a James y se puso enfrente de mi.
Do you wanna taste my Dick?
Yes.
Mis manos juguetonas se fueron a sacar esa verga, me espante del tamaño pues era muy grande y muy venuda, mientras James y Jacob no tardaron en quitarse la Ropa, en mis manos tenia una tremenda verga, mis labios besaban su verga, a un lado James me tocaba mis tetas, el peligro fue cuando Jacob me toco buscando mi vagina, lo que encontró fue una verga, el dejo de tocarme y grito que era un puto, lo cual James también me dejo de tocar, le deje de chuparle la verga a Michel, pues no sabia que reacción tendría, James y Jacob se vistieron y se fueron, pero Michel me tomo de la nuca y acerco su verga a mis labios, despreocupada seguí con mi tarea pulir esa verga, mi lengua hacia círculos en su cabeza, la recorría toda, el me levanto los brazos para quitarme la blusa me acostó en el sillón y puso su verga en medio de mis tetas, me pedía que las apretara a su verga y que sacara la lengua para chuparsela, así lo hice por buen rato, el solo cerraba los ojos de placer mientras yo estaba disfrutando mi segunda experiencia, se sentó y me levanto la falda quedando de culo enfrente de él, me tomo de la cintura y me estiro mi tanga, sus dedos jugaron con mi ano, me empezaba a meterlos poco a poco, ya dilatado mi ano, me sentó, colocando su verga lista para abrirme de dos, al sentirla sentía mis piernas doblarse, me puso la punta y recorrió toda su verga en mi raya otra vez, me sujeto del cabello y me penetro de una sola vez, le dolió demasiado, pues grito, a mi no se diga, sentía que me desmayaba del dolor y del placer, pero subía y bajaba en su verga una y otra vez, empecé a disfrutar de su verga como una loca, Michel me jalaba los pezones, me daba nalgadas y me besaba la espalda era como un sueño, sus gemidos de placer me hacían sentir mujer.
Me levanto y me acostó en el sillón me acomodo la cara de forma que le chupara su verga, me pidió con gritos que abriera la boca, puso sus dos manos en mi cabeza y empezó a meterme toda su verga como si estuviera cojiendome por la boca, me faltaba la respiración y sus verga me llegaba hasta el fondo de la boca, sin más sentí el chorro caliente de su semen en mi garganta, como resbalaba, el gritaba de placer, mientras yo me tragaba todo lo que podía, cansado se acostó en el otro sillón y me grito que me fuera.
Lo hice, estaba feliz, pues había tenido mi relación con un hombre, me vestí y medio me peine, sentí que todo mi cuerpo olía sexo, salí del salón, Jacob y James, seguían en el bar, me vieron pasar y se rieron, James me cerro el ojo y levanto el tequila, supuse que no estaban enojados.

Autor: paulinamonserrat2003
paulinamonserrat2003@yahoo.com.mx



Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.