Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (93)
Azotes (23)
Confesiones (55)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (444)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (170)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (162)
Fetichismo (158)
Flechazos (32)
Gays (302)
Heterosexual (920)
Incestos (384)
Infidelidad (302)
Intercambios (193)
Jovencitos (61)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (78)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (65)
Sadomasoquismo (192)
Sexo anal (26)
Sexo oral (9)
Transexuales (177)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Videos porno
Movies information
Que fotos
Peliculas
Sexo gratis
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Fetichismo
Valor de este relato: 3.83
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Mi punto G, esta en los pies
Viajando por Internet he podido observar lo variado y amplio que es el mundo sexual de las personas. En mis momentos de erotismo con mi marido el me pide que le hable, que sea morbosa que le mame el pene, pero no tengo ese arranque especial que se requiere para dejar salir la furia o lujuria de mi persona y hasta me parecia que podia tomarme por aburrida para sus relaciones, sin embargo es un hombre completo, equilibrado y muy sensato y me comentaba que todo no era casi oscuridad, es solo que no he hallado tu punto G, me comentaba cuando me callaba o me negaba y me niego a mamarselo.
Tengo 35 años y compartimos vida desde los 21, hace unos nueve años atras en su exploracion descubrio algo extraordinario. Es algo que es capaz de hacerme cambiar mi vida totalmente por el tiempo que lo viva, una experiencia excitante y orgasmica. Todo se inicio en una fiesta cuando en los que compartiamos una mesa se inicio un comentario por uno de los asistentes de lo erotico de los pies.Yo andaba en sandalias altas mostrando mis pies cosa que me gusta extraordinariamente porque los catalogo como muy bonitos y me encanta mostrarlos, este hombre inicio sus comentarios de los pies en forma general sin especificar quien y creo que solo fue la expresion de su fantasia o experiencia pero dentro de mi cada palabra era como una pedida de sexo en la oreja.
Mi marido observo ese cambio y se dejo llevar por lo que veia, noto como me ruborice ante la conversacion y contrario a lo que pudo haber sido otra conversacion, aunque no tome parte activa de la conversacion, segun mi marido todos los cambios vividos por mi fueron el indicativo de lujuria, erotismo y morbosidad.
Este hombre me saco a bailar y estuve tan nerviosa que de no haber estado este señor tan despistado de lo que habia logrado me hubiera dejado seducir por el para conocer los secretos del mundo sexual de los pies. Corria por mi mente el hecho de montarle cacho solo con el pensamiento a mi pareja. Eso no lo tenia contemplado pero sucedia. Mi pareja dejo que viviera la sensacion y luego comenzo a bailar seguidamente conmigo hasta que lo invite a sentarnos y al estar en la mesa comenzo a seducirme como siempre lo hace, solo que ahora tenia una pista espectacular. Bajo el pretexto de acariciarme los pies cansados me pidio que se los acercara por debajo de a mesa y comenzo a tocarlos haciendo notar el sentido de su toque. La sangre me hervia, mi vagina e intimidad se enjugo de tal manera que no lo creia, le comente lo que me sucedia y decidimos salir de la fiesta, en el carro me quite las sandalias y mi pareja se saco su pene, estaba erecto, durisimo y yo desde mi puesto comence a acariciarlo pero con los pies...uff.. me vine, ya no necesitaba de otra cosa, me recupere y segui tocandole su miembro con los pies y ya estaba lista nuevamente para iniciar nueva actividad sexual.
Nos detuvimos en un hotel y comenzamos ha hacer el amor y a medida que lo haciamos mi marido me recordaba lo vivido en la fiesta y me excitaba esa situacion me decia que fueramos a buscar al invitado del descubrimiento que el no se molestaba por eso y estoy segura que es asi, pero lo que me importaba era disfrutar tenia orgasmos sobre orgasmo en la medida que mas lo pajeaba, luego dejo escapar su semen en mis pies y bueno.... inaguantable, que sensacion de mover mis pies llenos de leche. Actualmente nos hemos perfeccionado en el arte de este juego sexual, ahora mientras yo lo pajeo con mis pies el me mama mi vagina y culo aumentando asi el nivel de mis sensaciones y creo que ya me suena en los oidos el hacerlo con otro hombre, eso estamos pensando, en contactar con una pareja que este interesada en este tipo de sexo por lo menos el hombre pero debe ser en pareja para evitar cualquier mal entendido y ademas estoy ganada para la idea de ademas de darle sexo con mis pies le dare sexo anal y haremos una doble penetracion para terminar de disfrutar el intercambio.



Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.