Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (93)
Azotes (23)
Confesiones (55)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (444)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (170)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (162)
Fetichismo (158)
Flechazos (32)
Gays (302)
Heterosexual (920)
Incestos (384)
Infidelidad (302)
Intercambios (193)
Jovencitos (61)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (78)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (65)
Sadomasoquismo (192)
Sexo anal (26)
Sexo oral (9)
Transexuales (177)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Videos porno
Movies information
Que fotos
Peliculas
Sexo gratis
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Incestos
Valor de este relato: 4.00
Enviado por:


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

La humillacion (III)
Desde aquel maldito dia en que conocimos al cacharrero, nuestra vida cambio a peor, sobre todo los malditos dias de caza.
Primero se iban Paco y Rafa con algun trabajador a ojear piezas, para saber si tendrian que reforestar o no, la finca es tan grande que Paco tiene caza mayor (jabalies, venados) y menor (conejos, liebres, perdices),esta operacion duraba una semana y cuando regresaban a casa venian bebidos y con ganas de juerga.
Un dia volvieron muy satisfechos, Rosita y yo les preparamos la comida.
Por el ruido que hacian al comer parecian cerdos, sobre todo Paco, se bebieron una botella de vino tinto.
Cuando terminaron de comer, eructaron de manera bestial, Paco puso sus enormes brazos detras de la cabeza, en su nuca se estiro y solto un pedo, dando risotadas por su hazaña, se sentia satisfecho con el estomago lleno.
Dios compadre, he comido como una bestia.
Si el guiso estaba muy rico, estas rameras saben cocinar, ademas de joder. (soltaron mas risotadas con el chiste).
Podiamos oir lo que decian, mientras trajinabamos en la cocina, todavia no habiamos comido.
?Que te parece compadre una buena mamada y luego una siesta?, dijo Rafa.
Coño, pues tienes razon, dijo Paco, me duelen los cojones y tengo ganas de vaciarlos. JA, JA, JA, JA. ???Rameras!!! vocifero
Fuimos corriendo. Nos miraron como el que mira una mercancia. Tu Maria que eres la mas viciosa, chupanos la polla para que nos baje la comida, ordeno Paco.
Rosita se retiro, yo me arrodille entre las piernas de Paco, siempre tenia que ser el el primero , le abri la bragueta y libere su enorme polla, la tenia flacida, se la cogi con la mano y me meti su glande en la boca dandole una profunda mamada como se que le gusta, al tiempo que le hacia una paja, habia aprendido con el tiempo a soportar los olores desagradables de su cipote.
Se la lami hasta que se le puso tiesa, luego con las dos manos, le masajee su enorme nabo, al tiempo que le mamaba la cabezota del capullo, de vez en cuando tambien le lamia los cojones, porque asi le gusta mas.
Debia de tener muchas ganas porque al poco tiempo ya queria correrse.
Bebete la leche, le vendra bien al hijo que estas engendrando, me ordeno, abri mi boca preparada y su cipote empezo a escupir cañonazos de semen que me trague sin mas, ya me habia acostumbrado . Me la bebi toda y luego le ordeñe la verga para sacarle las ultimas gotas.
Me limpie la boca con la mano tragando los restos de semen y me volvi a Rafa, me miraba con los ojos brillantes de deseo. Se la saque y comence a chuparsela, primero le aparte unos cuantos pelos pegados en su capullo , haciendole una paja de muerte para que se corriera deprisa, no falla, al quinto meneo se corrio en mi boca, gruñendo como un cerdo. Me levante y me fui a la cocina a comer con Rosita, ellos se quedaron dormidos con sus miembros colgando fuera de sus pantalones.
Mientras comiamos charlabamos sobre nuestros embarazos, las dos estabamos preñadas de tres meses. Terminamos de comer, recogimos y fregamos.
A las dos horas mas o menos, Paco se asomo en la cocina y nos miro, su cipote estaba tieso como un palo, todavia estaba excitado y alguna de las dos lo pagaria, seguro. Le toco a Rosita.
Todavia tengo hambre de hembra berreo. Cogio a Rosita de los pelos y la puso contra la mesa de la cocina, con sus manazas le subio el vestido y le arranco las bragas, miro su culo y la solto dos azotazos en los carrillos dejando sus dedos marcados.
Todavia no te ha engordado el culo puta, estas muy delgada la dijo, tienes que comer mas para que te engorde el culo y las tetas, pero aun asi la escupio el ojete y restrego su saliva por su ano.
Se cogio la tranca y se la hundio entera de dos empujones y arremetio contra su culo, la manoseo los pechos con fuerza a traves del vestido. Casi no tienes tetas puta y tu culo no me roza las ingles grito. Se la saco y la aparto de un empujon. Tu me ordeno ven aqui, totalmente asustada ocupe el lugar de Rosita, me arranco las bragas y me golpeo las nalgas hasta ponermelas coloradas.
Mira zorra, dijo mirando a Rosita, esto es una grupa como Dios manda, ?te enteras?. Rosita asintio.
Y mira que tetas dijo tirando de mi vestido de golpe, me lo rompio y mis pechos, sin sujetador saltaron fuera, eran mas grandes que los de Rosita y con la preñez los pezones tambien me habian crecido mucho.
Me estrujo los pechos sin ningun miramiento, y estiro de mis pezones haciendome daño. Tienes que comer mas, sentencio.
Su mano buscaba mi ojete entre mis piernas y me hinco su poya sin lubricarme antes, comenzo a embestirme salvajemente, mientras se relamia. Esto es un buena grupa, si señor, me hace cosquillas en las ingles como a mi me gusta.
Al poco rato note su saliva caliente goteando en mi nuca comenzaba a babear, era sintoma de que el hijo puta disfrutaba dandome por culo manoseaba todo mi cuerpo metiendo sus dedazos en mi vagina, aunque no queria comence a sentir un placer enorme, me frotaba el clitoris mientras arremetia salvajemente contra mi ojete.
Me jodio durante una hora por lo menos y cuando se corrio lo hizo fuera, pringandome las nalgas y la espalda. Cuando termino me dio una palmada en la nalga dejandome los dedos marcadas, con su gesto sabia que le habia gustado y me senti satisfecha, me habia corrido tres veces , en silencio para que no me oyera.
Cuando comenzo la temporada de caza, Rosita y yo preparamos comida para diez personas por lo menos, matamos tres cochinillos y los asamos.
Estuvieron todo el dia fuera, cazando, regresaron sobre las cuatro de la tarde. Se les veia satisfechos, la caza habia sido muy buena, estaban el Sr. Notario y el Sr. Juez con sus hijos mayores, dos muchachotes de 17 años mas el sargento de la guardia civil, ademas de Paco y Rafael, siete en total.
Comieron y bebieron como cerdos, comentando sobra la caza. Terminaron y bebieron coñac y fumaron puros dejando la casa llena de humo apestoso.
Paco dio una palmada fuerte sobre la chimenea, todos callaron y le escucharon con atencion.
Señores: vamos a brindar por la buena caza que hemos tenido, brindaron entre risas. Paco se froto las manos y les dijo: Y ahora ?que tal un polvo con dos putas?. Gritaron como una jauria de perros ansiosos.
???Mariaaaaaaa!!! ???Rositaaaaaaa!!!, berreo Paco. Acudimos corriendo.
?Que os parecen las rameras?, dijo orgulloso, estan preñadas de seis meses las dos, pero joden de maravilla os lo aseguro.
Se pasearon entre nosotras, como si fueramos objetos de compra, nos manosearon por todo el cuerpo para comprobarlo, nos pellizcaron las tetas y el culo, haciendonos daño, incluso el Juez me levanto las faldas para verme el culo me lo manoseo con sus gordas manos sintiendo asco no llevabamos ropa interior, Paco nos lo habia prohibido hacia unos dias . Esta me gusta Paco, dijo.
El Notario fue mas atrevido con Rosita, no solo la levanto la falda para verla mejor, ademas la abrio las nalgas con fuerza para ver sus agujeros. Esta para mi, dijo al final.
Pues hala ???ustedes primero!!! ordeno. Los demas despues.
?Aqui mismo?. Coño Juez, no me diga que le da verg?enza, yo no le voy a quitar nada. Se descojonaron con el chiste y se empezaron a desnudar, nosotras tambien.
Nos jodieron los siete, uno tras otro, sin dejarnos descansar, algunos repitieron varias veces, el primero Paco y sobre todo los muchachos jovenes, esos eran los peores por que se recuperaban enseguida, sus padres les tuvieron que obligar a dejarnos, no habia manera de quitarnoslos de encima. Se marcharon riendo a las cuatro de la madrugada despues de jodernos durante doce horas.
Me toque la nuca, la tenia llena de babas del Juez (me entro un escalofrio al recordar como me babeaba mientras me daba por el culo, animado por los gritos de los otros, mas que follarme me habian violado uno tras otro), estabamos tendidas en el suelo en medio de un charco de semen y orines, porque al Juez, que era el mas mayor se le escapo la prostata y como le hizo gracia nos mearon todos. Sentia mi chocho dolorido, mire a Rosita y vi que su vulva estaba muy abultada por la inflamacion.
Paco regreso de la calle y casi sin mirarnos berreo: lavaros putas que dais asco y se fue a dormir.




Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.