Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (93)
Azotes (23)
Confesiones (55)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (444)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (170)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (162)
Fetichismo (158)
Flechazos (32)
Gays (302)
Heterosexual (920)
Incestos (384)
Infidelidad (302)
Intercambios (193)
Jovencitos (61)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (78)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (65)
Sadomasoquismo (192)
Sexo anal (26)
Sexo oral (9)
Transexuales (177)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Videos porno
Movies information
Que fotos
Peliculas
Sexo gratis
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Gays
Valor de este relato: 5.00
Enviado por: dannydehesa


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

de ida y vuelta parte 4


De ida y vuelta 4, ¿Una confesión?
Después de lo que sucedió (en un sueño) me quedé con la duda al ver ese chupetón en el cuello de Eddie, nunca me atreví a preguntarle nada por miedo a dejar al descubierto mis preferencias sexuales; así que lo guardé como un secreto y con el tiempo me hice a la idea de que solo había sido un hermoso sueño, puesto que él nunca mencionó nada al respecto.

Así transcurrió el tiempo y nos graduamos, nuestras vidas se separaron y yo ahogué ese sentimiento por él y empecé poco a poco a disfrutar de la sexualidad, puesto que me aleje de mi familia y ellos no sabían nada de mis inclinaciones. De ese modo empecé a dar clases en una preparatoria y me iba muy bien, los alumnos no sospechaban nada y me estimaban y respetaban. Así un día que me dirigía a dar clases subí al carro de pasaje y alguien me tocó el hombro y llamo por mi nombre. En ese momento me quedé como helada y en el suelo, no podía creerlo era Eddie.

Después de más de 8 años sin vernos me comentó que había trabajado dando clases al igual que yo y que ahora le habían dado la oportunidad de dar clases en esa ciudad en una secundaria y ganaría muy bien (secundaria que estaba enfrente de la prepa donde yo trabajaba), así que quedamos de vernos a la hora de salida a tomar un café y platicar de nuestras vidas. Llegada la hora de vernos yo estaba muy nervioso, él era guapo antes pero ahora era hermoso, se había dejado crecer la barba y se veía muy varonil; el porte, la elegancia, su aroma, todo me puso a mil y más recordar el sueño de años atrás, así que nos encontramos y a la hora de despedirse me dijo que estaba quedándose en un hotel en lo que encontraba departamento. Así que lo invite a quedarse en mi casa y aceptó.

Llevábamos una vida como cuando éramos estudiantes y un día me vio frente a mi PC y vio que estaba viendo videos porno gay y se sacó de onda; entonces le confesé ser gay y serlo desde la adolescencia. Le conté lo que había pasado con Alex y mi prima y me comprendió me dijo que no había problema él no diría nada; se sonrió y me dijo que no sabía que tuviera una vida sexual tan activa, yo le dije que al contrario era pasiva a lo que él se quedó por un momento mudo.

Después empezó a preguntar cosas sobre mi vida. ¿Cómo había logrado disimular tantos años? y ya en confianza fue así como tuve el valor de mostrarle unos relatos que había escrito en donde yo era el protagónico y que le dije que solo eran fantasías (pero todos se trataban acerca de mi vida sexual bastante activa para ese entonces) a lo que él se rió mucho pero acepto leerlos de inmediato y así le mostré la carpeta donde estaban; le dije que se sentara en lo que leía y en la PC se puso a leer un relato que tenía como titulo mis sueños en el depa (que años más adelante cambiaria a de ida y vuelta parte 3).

Me puse un poco nervioso cuando empezó a leer, mientras a él se le dibujaba una sonrisa en su hermosa cara y un bulto impresionante en su short de fútbol, yo sentado a su lado le hice notar que se estaba excitando y me dijo:

-La verdad flaco, es que escribiste para calentar a cualquiera.

Esa fue la insinuación que yo necesitaba, lo que esperaba para hacerlo mío. Sin decirle nada mientras seguía leyendo le desamarre el short, metí mano dentro de él y ¡no tenia ropa interior! (eso me calentó muchísimo), le acaricie su verga mientras iba aumentando de tamaño, sentí algo húmedo, no lo creía ya estaba lubricando, emitió un sonido, un quejido, y sin dejar el de leer por fin le saqué el pene. Era bellísimo de buenas dimensiones en grosor, aunque no exagerada en lo largo, venosa, de un color riquísimo como bronceado y un glande circunciso mojado por esa lubricación.

Dejó de leer cuando sintió que me lo metí a la boca tratando de tragarla toda poco a poco desde la punta hasta la base, él ya estaba más que caliente y empezó a acariciarme. Me levanté y me quité la playera, me desabroché el pantalón el cual él termino de bajar al mismo tiempo que bajaba mi bóxer; se levantó y me besó en los labios y cuello. No me lo creía, se fue hacia atrás de mí y me acarició con mucha ternura besándome la espalda hasta llegar a mis nalgas en las cuales metió su lengua y en ese momento sentí como una descarga eléctrica que creí que me vendría ahí mismo. Era tan rica esa mamada de culo que me estaba dando.

Jugaba con su lengua en mi interior, nos dirigimos a la cama mientras en el camino se quitaba la camisa y logré admirar su cuerpo por completo. Era un dios griego, era perfecto; así que le chupe todo, cuello, tetillas, ombligo, ingles; le mamé la verga, los huevos y en posición de 69 el me mamaba el puente y el culo. Sentía claritas las penetraciones de lengua en mi ano extasiado el cual estaba llenando de saliva y dilatándome con sus dedos hasta que me sentí totalmente dilatado. Sentí que me metió 3 dedos de poco a poco, así que en ese momento hice de nuevo cambio de posición y el estando boca arriba le coloque el condón y lo monté; poco a poco me fui ensartando, aún con lo dilatado sentía algo de dolor por lo grueso pero de un solo golpe me ensarté por completo y empecé a moverme suavemente mientras veía a Eddie entregarse al placer entrecerrando los ojos.

El tomaba mi cintura y ayudaba en mis movimientos, así estuvimos por un tiempo hasta que Eddie sin sacármelo me giró y me puso piernas al hombro y me empezó a coger con una desesperación y empezó a gemir y después a gritar (que podría jurar que los vecinos de la esquina se habrían despertado) me la metía toda hasta el fondo. Yo alucinaba, se movía en círculos, me agarraba de los barrotes de la cama, sus manos me agarraban de la cintura, yo ya hasta me retorcía, me presionaba hacia él; me sentía en la gloria y sin decirme nada sentí como se estaba vaciando dentro de mí. Se salió de mí y se quitó el condón y terminó de venirse en mi abdomen salpicando también mi pene que estaba a punto de explotar. Su verga aun estaba dura así que empezó a masturbarse y cuando se iba a venir se acerco a mi boca diciendo mi nombre y que lo hacía mejor que una mujer.

Explotó en mi boca y no pude evitar tragar parte de ese delicioso néctar de hombre, el jugo vital del hombre que amé en secreto años atrás. Luego se acostó a mi lado exhausto y yo comencé a masturbarme pero me beso en la boca tan rico y quito mi mano de mi pene; me dijo que él se encargaría de eso y sin decir agua Me empezó a mamarme el pene de una manera que podría jurar que era profesional. Me mamaba la verga, los huevos, el puente y el culo; yo ya no podía aguantar más y le pedí que fuera más lento puesto que me iba a venir. Pero él no hizo caso y mamó mi verga más rápido mientras me acariciaba el abdomen y no pude más y me vine en su boca.

Intenté quitarlo pero él me presionó contra si bebiendo hasta la última gota. Después de eso nos besamos. Ya más calmados me preguntó porque me había puesto nervioso al abrir el relato que había leído, le confesé que era porque trataba de un sueño que había tenido con él cuando estábamos en la escuela, el me dijo que no fue del todo un sueño.

Actualmente ya terminamos nuestra relación la cual duro 4 años en los cuales fuimos muy felices viviendo juntos y trabajando uno en frente del otro, pero a él le ofrecieron un trabajo en EU el cual no podía rechazar y se fue.


Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.