Inicio Envianos tu relato Top relatos Nuevos relatos Buscador Contacto

Tu cuenta

Registrese gratis
Categorias

Autosatisfaccion (92)
Azotes (20)
Confesiones (53)
Control mental (60)
Cybersexo (128)
Dominacion (444)
Embarazadas (85)
Enanas (3)
Erotismo amor (26)
Exhibicionismo (170)
Famosas (3)
Fantasias eroticas (162)
Fetichismo (157)
Flechazos (32)
Gays (301)
Heterosexual (919)
Incestos (383)
Infidelidad (301)
Intercambios (193)
Jovencitos (61)
Lesbianas (194)
Maduras (171)
Masturbacion (203)
No consentido (78)
Orgias (196)
Otros (49)
Primera vez (65)
Sadomasoquismo (191)
Sexo anal (26)
Sexo oral (9)
Transexuales (172)
Voyerismo (29)
Zoofilia (259)

Paginas amigas
Ok juegos
Bombilla
Que chistes

Videos porno
Movies information
Que fotos
Peliculas
Sexo gratis
Chicas
Creidas
Juegos online
Peliculas cine
Series online
Peliculas cine

+ Añadir tu web

 
Suscríbase!
Reciba trucos gratis en su e-mail. Indique su e-mail y presione suscribirme.




Categoría: Primera vez
Valor de este relato: 3.50
Enviado por: rigo


Valora este relato erotico


Muy bueno

Bueno

Medio

Malo

Muy malo

Nunca es tarde si la dicha es buena


Nunca es tarde si la dicha es buena
Esto ocurrió el 13 de julio 2011, era un hombre de 52 anos, pero siempre me he conservado muy bien y me decían que aparentaba tener 42-45 anos.
Yo necesite hacer un viaje largo de 30 horas en bus, ya que no había otro medio entre las ciudades desde y hasta donde tenia que ir.
Fui el primero en abordar el Bus, me senté en el asiento detrás de la llanta trasera, en el lado del chofer, ya que no me gusta viajar en los asientos delanteros, sin siquiera imaginar, ni tener idea siquiera de la experiencia que iba a vivir. Como siempre hago revise visualmente todo el bus, para ver sus condiciones, y parecía estar en buenas condiciones con excepción del baño que tenia un cartel que decía “Roto”. Y acto seguido me dedique a observar los pasajeros que entraban al Bus, yo como es costumbre viajaba vestido de saco y corbata, ya que debía ir a una reunión inmediatamente que llegara a mi destino, subieron varios pasajeros mas en los que no vi nada interesante que destacar, en unos minutos mas subió al bus un hombre blanco, de pelo castaño y ojos pardos, de unos 45 anos vestido también elegantemente, lo que en vez de saco tenia un abrigo de medio cuerpo, el cual me llamo la atención desde que lo vi en la sala de espera, sin saber que el viajaría en mi mismo Bus. El subió y se sentó en la ventanilla del asiento paralelo al mío pero del lado de la puerta, al llegar, saludo educadamente y se sentó. Yo seguí inspeccionando desde mi asiento a todos los que subían, pero solo subieron 17 pasajeros en total.
A mi alrededor estaban ocupados el asiento de ventanilla delante de mi, y detrás, y en el ultimo asiento, y del lado derecho del Bus solo este señor elegante y el asiento detrás de el. Al sentarse comenta dirigiéndose a mi, que el baño tenia problemas y que por favor iba a bajar al baño, que le informara al chofer si el bus iba a salir, a lo cual le dije que si. Solo demoro 8 minutos y el bus aun no había intentado salir, me dio las gracias y se sentó.
En mi observación note de reojo que el, miraba para mi asiento, pero no le di importancia, hasta que el comenzó a darme conversación desde su asiento, el bus salio del terminal, y el segundo conductor recogió los boletines, para ese momento ya el estaba sentado en el asiento que da al pasillo pero en su misma fila. Y desde ahí continuaba dándome conversación, y de momento como a los 15 min. de salir el bus, se pasa para el asiento al lado mío, y se justifica con que el ruido del Bus no le permitía escucharme bien, a lo que me di cuenta que era una justificación sin sentido a menos que tuviera problemas auditivos. Ya a mi lado continuamos animadamente conversando, es un tipo agradable ocurrente, gracioso, dado a los chistes y cuentos, sonriente, y me hacia reír con frecuencia, por lo que me sentí bien a su lado, y agradablemente. Aunque note que cuando reíamos el tocaba mi mano o mi pierna. Conversamos de innumerables cosas me dijo que era casado pero que estaba en fase de divorcio desde hacia 5 meses, y yo le dije que era divorciado, que en los últimos dos anos había tenido 3 parejas pero que desde hacia 4 meses no tenia pareja entre otras cosas que conversamos. Eran las 4.17 pm cuando sale el Bus. En el DVD del Bus pusieron una película de acción que tenia algunas escenas de sexo, y que veíamos alternativamente durante nuestra conversación que se torno divertida para mi, terminando la película me dice que no era lo que esperaba de la película, y que el tenia 3 películas de mas acción que esa, que si yo las deseaba ver, a lo que acepte, y saco de su maletín un DVD y un auricular, puso una película, y se acerco lo mas posible a mi asiento y su pierna toco por primera vez con la mía, la película resulto ser porno, por lo que de inicio no me llamo mucho la atención ya que había visto muchas películas porno y siempre eran los mismos temas, hasta que varias cosas me llamaron la atención en la película, primero que era en español, de lo cual anteriormente solo había visto una, segundo que el tema, era de un matrimonio en el cual el hombre se follaba a la mujer y esta le cogia el culo, y le metía los dedos y juguetes sexuales en el culo, y así se intercambiaban, y ella por acuerdo con el, busco un hombre para que la follara a ella y a el, tema que no había visto anteriormente y que se acercaba a la realización de una fantasía de mi vida privada anterior, y en la fantasía que tuve siempre de que un hombre me cogiera el culo, y se follara a mi esposa delante de mi. Y le preste total atención a los textos que hablaban y las acciones que hacían. Me comenzó a dar un calor terrible que el inmediatamente se dio cuenta y me dijo zafate la corbata que te vas a asfixiar lo cual hice inmediatamente, yo estaba tan inmiscuido dentro de la trama de la película, que no había notado que el me estaba acariciando el muslo, como el tenia un auricular y yo el otro, nuestras cabezas estaban muy cerca, en varias ocasiones le dije que volviera atrás la película para repetir alguna escena que me excitaban mucho, cuando me doy cuenta que el me esta acariciando, es cuando me aprieta el muslo a la altura casi de mi pene, pero no dije nada y por el contrario comencé yo también a acariciarlo de lo excitado que estaba, aunque yo de inicio fui mas arriesgado que el, porque no llego a los 3 min. de estarlo acariciando fui a buscar su pene, y a acariciarlo, ya para ese momento había oscurecido y el asiento detrás del mío y el de al lado se habían desocupado, solo quedaba el del ultimo asiento, pero había gran oscuridad y no se notaba mucho a excepción de la luminosidad de la pantalla del DVD. La película termino y el pregunto si quería ver otra a lo que respondí que no, yo estaba excitadísimo y es entonces que me doy cuenta que estaba acariciándole la verga por primera vez a un hombre de verdad, cuando apagamos el DVD, inmediatamente me abrió la camisa y comenzó a acariciarme las tetillas, y yo acariciaba su verga, le abrí el zipper del pantalón, estaba desesperado por tocar la verga real con mis manos, y metí la mano en la portañuela el entonces se zafo el cinto y abrió la portañuela y se saco la verga, en la oscuridad miraba ávidamente pero no podía ver las dimensiones, con el tacto siento que es mas grande que la mía, pero sin saber a ciencia cierta la medida, y se la acaricio y comienzo a masturbarlo, tenia muchos deseos de metérmela en la boca, y lo intente, pero la cabeza me salía al borde del pasillo.
Y el me dice que cambiemos de lugar, y el se sentó en la ventanilla, en la siguiente parada se baja el del ultimo asiento, que por cierto, cuando encienden la luz, fue en el preciso momento que me disponía a mamársela.
Al apagar la luz ya no podía mas, y me pongo a mamarle la verga echado sobre su regazo, y el mete su mano por el cinto de mi pantalón, para acariciarme las nalgas, y me pide que me abra el pantalón, y así pudo llegar bien a mi culo, que ya estaba hacia rato palpitando, me mete el dedo por la raja del culo y llega al anillo del culo, y trata de meterme el dedo, pero no puede, se moja el dedo en saliva y nuevamente lo intenta, pero infructuosamente, entonces me quita la verga de la boca y se levanta a sacar de su maletín un pote de algo así como una vaselina, se sienta y me pone a mamarle la verga nuevamente, yo acomode el pantalón para que pudiera meter la mano mejor en mi culo en el cual tenia una picazón tremenda, se moja el dedo y me abre el culo a lo cual lo ayudo con mis manos por fuera del pantalón, y me mete el dedo, que entro suavemente sin dolor, y comienza a mover el dedo en circulo, y adentro y afuera, cual me estuviera follando con la mano, después saca la mano, la vuelve a mojar, y me mete entonces dos dedos, lo cual si me molesto o sea me dolió y tuve que gemir, yo me sentía en las nubes, mamandome una verga por primera vez, de un hombre de verdad y este cogiéndome el culo, los espacios de tiempo que el bus se detenía a dejar o tomar pasajeros se me hacían interminables, por la desesperación que tenia de mamar, y lo rico que encontré esa mamada….. El se retorcía con mi mamada y me decía al oído, así mamita rica mamate tu verga, y dame tu culito, y yo con el corazón en un salto, me doy cuenta que el gime cada vez mas fuerte y me mete los dedos con mas fuerza, percatándome que se va a correr, para lo que me preparo, y le abro bien la portañuela para no mancharle el pantalón y pongo mis dos pañuelos alrededor de su verga, todo eso sin sacarme la verga de la boca, ni los dedos del culo, cuando se viene, me mete los dedos con tal presión que tuve que soltar una exclamación de dolor, su leche me la hecho con la verga dentro de mi boca, por lo cual me lleno la boca y como me imaginaba se me salio leche por la comisura de los labios, me trague toda la leche, y recogí con la lengua y los dedos la leche que se salio, y me la chupe de los dedos y de la verga, así por primera vez saboreaba leche de un macho que no fuera la mía, que si lo había hecho antes.
El se recostó extenuado sin sacarme los dedos del culo y así estuvimos unos minutos más. Después me saco los dedos del culo, y me recostó a el, hablándome al oído, diciéndome mamita rica me gusto mucho tu mamada, y quiero cogerte bien el culo, acariciándome las tetillas y mamandomelas, y hablándome al oído, que me causaba un erizamiento por todo el cuerpo y mas excitación, me decía cosas bonitas y cariñosas cual si yo fuera realmente una mujer, en ningún momento uso palabras vulgares, por el contrario me hizo sentir realmente mujer con sus palabras a mi oído y sus caricias.
Pasado unos minutos, se acomoda el pantalón, y me dice que me pare y recueste al asiento de adelante, a lo que no estuve de acuerdo alegando que era muy evidente y alguien podía mirar para atrás, o abrir la puerta de la cabina del chofer o encender la luz, fueron tan ardientes las palabras que me dijo, tan dulces, y tan convincentes, que me convenció y así lo hice, cuando me levante, el me bajo el pantalón y el calzón, se mojo nuevamente los dedos y me los metió en el culo, tan profundamente como pudo, y entonces si sentí la sensación que me estaban follando el culo, con tres dedos metidos, tenia tan dilatado el culo, que ya no me molestaban aquellos tres dedos gruesos metidos en mi culo, el con la mano izquierda se comenzó a acariciar la verga, y a acariciarme las caderas y nalgas alternativamente con la caricia a su verga, y me toma por mi verga y me comienza a masturbar con la mano izquierda, y continuaba fallándome con la mano derecha, hasta que no pude mas y me corrí, mojando todo el asiento de adelante y el piso. Me senté y después de limpiar la regazon de leche en el asiento y el piso, me eche sobre su verga a mamársela.
Pararme y meterme los dedos, lo repitió tres veces, y como media hora mas tarde, el bus para y dan 45 min. para cenar, el se levanta y me dice sígueme. Fue directamente a los baños hasta el ultimo de atrás y me dijo entra, yo entre y el cerro la puerta, esos servicios eran con los entrepaños hasta abajo, y me quito los pantalones, y yo a el, y me recostó en el tanque del servicio sanitario, y me dijo al oído, mamita, te voy a meter la verga, espero que no te duela, porque tienes el culo bien dilatado, el me puso a mamarle la verga y después me paro, se puso a mi lado izquierdo, y me puso la mano izquierda en su verga y me volvió a meter los dedos en el culo, y con sus dedos de la mano izquierda acariciaba mis pezones, diciéndome al oído, amorcito, voy a dilatarte un poco mas para que no te duela, y así estuvo dilatándome unos minutos mientras yo lo masturbaba.
Me saco los dedos, y me recostó al tanque del servicio y me dijo pon la frente sobre el pantalón sobre el tanque y así lo hice quedando en una posición completamente expuesto mi culo, ya que el tanque estaba bajito, y comenzó a meterme la verga, contrario a lo que me dijo, cuando me la comenzó a meter, me dio un dolor tremendo, y sentí como si me hubiera rasgado el culo, mordí el pantalón y gemí, pero no me moví, hasta que sentí que la cabeza había entrado, y me la acabo de meter toda, se recostó sobre mi y me pregunto si me había dolido, a lo que respondí que si, espero unos dos minutos con la verga metida, y besándome el cuello, acariciándome las tetillas, las caderas, y el pene, y comenzó a menearse, convirtiéndoseme el dolor en placer, y sobre excitándome, pensando que al fin después de tantos anos deseándolo me están metiendo una verga real de carne humana por el culo, me masturbo mientras el aumenta cada vez mas el ritmo hasta que siento que me mete toda la verga y presiona hacia adelante y gime alto, que pensé alguien lo hubiera oído, y siento el chorro de leche de verga humana caliente dentro de mi recto, ocasionando que yo también me corra, así quedamos quizás un minuto o algo mas, me la saca, y voy a limpiársela, y veo que tiene sangre en el pene, y le dije emocionado, “me rompiste el culo pipo”, y me dijo al oído, para que lo disfrutes a partir de ahora, me limpie con el agua del tanque el culo, ensangrentado, y me puso un pañuelo de el, por si me emanaba mas sangre. Pero afortunadamente solo fue al momento de la ruptura, nos vestimos y salimos a comer algo, que ya solo nos quedaba unos 9 min., y tuvimos que terminar de comer en el bus, durante el trayecto a comer y al bus, pensaba lo rico que la había pasado, y lo increíble de que a estas alturas me hubieran roto el culo, pensando que aquí había terminado todo, en el trayecto al bus pasamos por la farmacia del terminal y me compro unos calmantes fuertes para el dolor, que me hizo tomar con mucho cariño, hasta ese momento me sentía con Tato, que es así como me dijo que le gustaba le dijeran, como una mujer real que viajaba con su marido, por lo cariñoso, amable, caballeroso y cuidadoso. Nos sentamos aun yo con dolor en el culo, y cuando salio el bus volví a abrir su portañuela a acariciarle la verga. El igualmente hizo y me acaricio la verga. Después de un rato, me dijo, quieres que te vuelva a follar, apretándole la verga le dije “Si, papito mío, mi macho rico, follame las veces que quieras, quiero ser tu mujer, eres mi primer marido, y no quiero mas ninguno, follas muy rico, y me gustas mucho, te deseo mucho”, pensando que seria al menos en unos días mas y ya tendría mi culito sano. Y me pregunto, tienes apuro en llegar, a lo que respondí, que me estaban esperando para una reunión, y no me dijo mas nada
Y así estuvimos 3 pueblos mas, y en el cuarto pueblo me dice, “”mamita mía, aquí nos bajamos, y le dije “como así”, diciéndome “si soy tu macho, tu marido como dices y tu eres mi mujer como yo digo tienes que hacer lo que yo diga”, y eso me gusto, acariciándolo.
Nos bajamos y ya serian como las 12 de la noche, caminamos fuera del terminal, el pregunto donde había un hotel, y yo perplejo comencé a entender lo que quería.
Llegamos al hotel al doblar del terminal, y pidió una habitación con dos camas, y le dicen que solo les quedaban matrimoniales, que había agua caliente y aire acondicionado y aceptamos.
El carpetero subió con nosotros, el reviso la habitación como lo hace el esposo, cuando se llega a un hotel, recogió la llave y cerro la habitación. Inmediatamente fue directo a mi que estaba sentado en la cama, me paro, y me dio el primer beso en la boca apasionadamente, hurgaba con su lengua mi boca, frotábamos las lenguas, mordía mis labios, chupaba mis labios y me sentí realmente mujer nuevamente, le dije vamos a bañarnos y me dijo bien, ve tu, me desvestí, y fui en calzón al baño aun sin quitarme el pañuelo que el me había puesto, pero ya sin ningún dolor.

Entre y lo primero que hice fue desahogar mi cuerpo, porque preveía que esta seria una noche inolvidable, ya con mis intestinos limpios y vacíos. Entre a la ducha que era de puertas de cristal nevado, y comencé a ducharme con agua caliente de frente a la regadera, siento un leve ruido y giro la cabeza, y lo veo completamente desnudo através del cristal nevado, abro la puerta, y es realmente cuando contemplo a mi hombre por primera vez completamente, inmediatamente me dio un salto el corazón, y un escalofrío recorrió mi cuerpo, aquel macho mío era de mi estatura, complexión física parecida a la mía, pero algo mas musculoso, de piernas fuertes, y su verga tenía 17 cms y estaba erecta, que le medí después, pero la veía riquísima, y como estaba depilado, me daba la sensación en aquel momento que era mas grande, el grueso del pene también era aproximadamente como el grueso de la mía, y me gusto aun mas aquel macho que me había hecho su mujer, y me trataba como tal, entro en la ducha, y me abrazo y me beso largamente al igual que en la habitación antes de entrar a ducharnos.
Quiso follarme allí, pero le pedí, que me dejara bañarme y después me hiciera lo que el quisiera, que yo estaba allí, para darle todo de mi, me dejo bañarme, lo bañe, y cuando nos secamos le dije “ya soy toda tuya pipo”, me tomo de la mano y me saco del baño, ya frente a la cama volvió a besarme en la boca mas apasionado que antes, sus manos recorrían todo mi cuerpo, mordía mis labios, apretaba mis nalgas, chupaba mi cuello por todos lados, metía su lengua en mi oreja y me las mordía, me pasaba su dedo por la raja del culo de arriba abajo y de abajo arriba, y así parados fue bajando besándome, chupándome, lamiéndome cada centímetro de mi cuerpo de frente, llego a las tetillas y me las chupo como nadie lo había hecho, me mordió los pezones, y chupaba como si quisiera sacarme leche, yo loco, le decía “pipo, gózame, disfrútame, lléname de ti amor, te amo, me gustas, te deseo”, y apretaba su cabeza a mis tetillas que ardían de gusto, y el me decía ,”mami que rica tienes estas tetas, dame leche de tus tetas”, estaba loco con aquel macho, después que se canso de mamarme las tetillas me acostó, y continuo chupándome todo, en mi ombligo metió su lengua y me lo chupo, y me dijo, “te voy a mamar y a chupar todos los orificios que tengas en el cuerpo”, hasta ese momento era tanto lo que yo estaba disfrutando que lo deje que me hiciera todo lo que quería sin yo hacer nada mas que hablarle, gemir, gozar, y acariciar mi verga y mis testículos, después que dejo de mamarme las tetillas, me dejo tanta sensibilidad, que mientras el bajaba por todo mi torso, yo tuve que acariciarme los pezones porque el cosquilleo era insoportable. Llego a mi pelvis rasurada y me chupo toda esa zona y me dice, tu ibas a ser mujer y con tremenda cuquita, y me enseña los abultamientos que tengo en la pelvis, de lo que en la mujer son las vulvas, y que yo jamás me había fijado hasta ese momento. Y me chupa profusamente toda esa zona, chupándome la verga y los testículos, entre los muslos, me voltea y me levanta las nalgas, me abre las nalgas, y me dice, “ya tienes sano tu culito mima”, yo lo dude pero por la excitación le dije “si pipo para que me lo mames y me lo folles todo lo que quieras”, y me menee un poco, el metió su lengua, y el contacto me molesto, por lo que me confirmo que aun no estaba sano, pero era tanta la excitación, que ya estaba loco porque me metiera su verga, pero quise que fuera a como el quisiera sin yo pedirle nada, me metió la lengua y me chupo el culo, se mojo de saliva el dedo y me lo metió, ocasionándome dolor, y me dijo “si te duele no te la meto”, pero como yo estaba loco por metérmela y no me importaba el dolor inicial que se siente, le dije “no pipo métemela cuando quieras el tiempo y las veces que quieras, yo soy tu hembra, y te quiero dentro de mi”.
Me estuvo mamando el culo un buen rato mientras acariciaba mis pezones, y subía a besarme la boca y chuparme los pezones a cada rato, yo estaba que reventaba, y ya hasta tenia ganas de correrme, pero me contuve en una de esas veces que pensé subía a besarme, metió los dedos en la vaselina y me metió los dedos en el culo, ocasionándome dolor y un gemido grande de dolor, me dijo, “tranquila mamita, te voy a dilatar”, y comenzó con un dedo a darme fricciones giratorias hasta la profundidad de mi recto, me daba la sensación que me echaba analgésico, porque el dolor se me aliviaba, pero no lo sentía frío como eran los analgésicos que yo conocía, me preguntaba continuamente si me dolía, después de un rato cuando le dije que no, que se me paso el dolor agrego el segundo dedo, que me volvió a dar un poco de dolor pero menos que antes, igualmente me dilato hasta que le dije que no me dolía, y me agrego el tercer dedo, que también me dolió un poco, como el anterior, cuando ya le dije que no me dolía cogio un espejo que yo traía para afeitarme y me enseño el culo y me dijo, “mira que hueco tienes en el culo”, y lo mire y no lo creí, y me dijo métete el dedo y mi dedo entraba holgadamente, me puso en 4 patas y se puso detrás de mi, poniendo la cabeza de su verga en mi culo dilatado, y me la comenzó a meter diciéndome, “te duele mima”, realmente me dolía, pero le dije que no, “que me follara”, y la metió completamente bombeando y gimiendo en alta voz, diciéndome “que culo mas rico mima, déjame follartelo, disfrútalo, me tienes loco con tu culito”, yo indescriptiblemente loco disfrutaba aquella mezcla de dolor y placer, que cada vez mas se convertía mas en placer, le pedía que me follara mas duro, me la saco y me puso boca arriba y me la metió nuevamente, cada cambio que hizo de posición me dolió cuando me la metía, pero siempre me decía, “te duele mi hembra”, y yo respondía que no porque no quería que se desconcentrara, así de frente se metió entre mis piernas que yo mantenía levantadas y abiertas, y me beso todo el tiempo en esa posición chupándome los labios, la lengua, mordiéndome el cuello, y acariciándome las caderas y los pezones, yo estaba que reventaba, se dio cuenta y me dijo “quieres que te masturbe”, le dije que si, y me comenzó a masturbar, pero me dijo no te puedes venir hasta que yo no te eche toda mi leche. Me la saco, y se sentó en la silla y me sentó en su verga de espaldas a el, y me dijo “menéate mima”, quiero sentir tu cintura, y yo que no tenia que esperar a que me lo repitiera, estuve meneándome abundantemente, y el masturbándome. Puso la mesita de la habitación en el centro de la habitación y me acostó boca abajo en la mesita, y me la metió, ya a estas alturas casi no me dolía supongo que por el hueco tan grande que ya tenia en el culo. Después se sentó en una butaca de vinil bajita sin brazos que había en la habitación y me dijo “ven y siéntate que te voy a dar mi leche”, me senté de frente a el, y sentí la sensación de que la verga me llegaba al cuello, me menee abundantemente sabiendo que ya quería correrse, y ambos gemíamos y hablábamos a un nivel de voz que no dudo que se escuchara fuera de la habitación. El se recostó atrás y me masturbaba, y me decía “quiero que me la des ahora mamita”, y yo que ya no podía mas le decía “si papi te voy a dar mi lechita, quiero que te la tomes, te la vas a tomar”, el me decía si mima y yo te voy a llenar ese culito de leche. Y siento un chorro de leche que me parecía llegarme hasta el cuello acompañado de un gemido espectacular, el seguía masturbándome cada vez mas rápido, y yo gimiendo y pidiendo que lo hiciera mas rápido, aun con su verga dentro de mi culo, y sintiendo que se me estaba saliendo la leche del culo, por estar sentado, me di una corrida tremenda, mi estomago y mi verga estaban llenas de leche y también el estomago de el, me saque la verga del culo y me pare para que el se chupara toda mi leche de mi cuerpo, y después yo me agache a chuparme toda la que el tenia en su estomago, quise probar la leche que me salía del culo, pero el olor no me fue agradable y lo obvie, me limpie el culo, y le limpie la verga, acordamos darnos un duchazo, así hicimos y nos acostamos abrazados en la cama, estuvimos besándonos, y el chupándome los pezones, mientras yo lo acariciaba y también le chupe los pezones, después me recosté en su pecho y quedamos dormidos.
Poco antes del amanecer, Tato se despierta y ya tenia de nuevo la verga erecta, yo no podía creer que tuviera tanta vitalidad, después supe sin que el lo supiera que tomaba cialis, pero eso no me importaba, lo importante es los gustazos que me estaba dando.
Se moja la verga con vaselina, y así de lado me mete de nuevo su verga, como ya la dilatación había cedido me dolió mucho metérmela, y el me pidió disculpas que no se recordó, me beso y mordió el cuello, lo disculpe y continuo fallándome, demoro bastante en correrse, y solo fue en esa posición, yo quise masturbarme, pero no tenia leche para correrme, cuando se corrió se quedo así pegado a mi hasta que la verga sola se salio, y así quedamos dormidos abrazado a mis espaldas.
Ya avanzada la mañana yo desperté y me tome otra pastilla para el dolor que tenia en el culo, al rato el despertó, y comenzó a juguetear conmigo, acariciándome las nalgas, el culo, las tetillas mamandomelas, besándome la boca y chapándomela, y me invito a volver a follar, no creí que lo podría hacer, pero acepte, y todo estuvo bien, y me volvió a calentar y excitar, hasta que me la fue a meter, el dolor que tenia era inmenso, y tenia el culo completamente cerrado, mas de lo normal, pienso que hinchado de toda la verga que me habían dado con el culo lastimado, y no pude soportar la introducción, el nuevamente caballeroso, me dijo “esta bien mamita, ya me has dado mucho gusto, y no quiero dañarte”, me gusto su comprensión y se la mame hasta que se corrió.
Después le dije, vámonos ya a continuar viaje, nos vestimos, salimos y tomamos nuevamente un bus para continuar viaje, durante el resto del viaje como era de día, no pudimos hacer mas nada, además este bus tenia mas personas, llegamos, descendimos, y me dijo dentro de 7 días me llamas. Me dio sorpresivamente un beso en la boca en el terminal, yo me alarme y el me dijo eso aquí es normal.
A los 5 días ya tenia el culo completamente sano, y durante la sanación me preocupe de curarme y dilatarme diariamente el culo con aquella crema que el me dejo y alguna que otra cosa que me metía de acuerdo a la molestia que todavía sentía, y lo llame, el estaba en el otro extremo, y me dijo, “mima, salgo para allá esta misma tarde” y demoro casi 48 horas en llegar, ya yo había alquilado una habitación por una semana, lo espere en el terminal llegamos al hotel a tener una semana de disfrute ya sin dolores y si con mucho placer que posiblemente relatare en otro momento si me animo.
Todo este relato es totalmente cierto, lo único que quizás no fue así exactamente, son los textos y que no quise exagerar en ellos, ya que en los momentos de excitación que me encontraba a ciencia cierta no se bien ni lo que le decía, quizás fueron mas ardientes, pero pienso que así es suficiente para dar una idea de el estado que yo me encontraba.
Cualquier aclaración o duda a rigoberto050560@yahoo.es



Envía este relato erotico a tú amigo/a
Tu e-mail:
E-mail de tu amigo/a:
Recibir relato erotico en mi e-mail.    



 




 

Relatos eroticos verdes, relatos sexuales porno, relatos porno, relatos xxx, relatos gratis de sexo.
Historias verdes, historias eroticas, relatos gays, relatos pornos y hablados, relatos de incesto, relatos de sexo filial, cuentos eroticos, relatos cortos y muy sexuales, historias porno de jovencitos, relatos pornograficos, relatos de violaciones, relatos eroticos de travestis.